vd

VDEV Ad

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

vdev contruccion

¿Como vencer el desánimo?

Sinónimos: desaliento, desmotivación.

El Desánimo, es una actitud o estado emocional que aparece en nuestra vida cuando algo nos sale mal, o cuando hay algo que queremos hacer y no podemos: “Estaba muy animado trabajando, pero se desanimó, perdió el ánimo, perdió el aliento, perdió la motivación”.

También podemos sentir desánimo o perder la motivación por ciertas razones: “Estaba muy motivado para trabajar en esa compañía, pero cuando me hablaron del salario, me desanimé, me desalenté”.

Normalmente el desánimo genera o desencadena una serie de estados como la frustración o la ira.

Partiendo de Nehemias 4:6 – 10:“Edificamos, pues, el muro, y toda la muralla fue terminada hasta la mitad de su altura, porque el pueblo tuvo ánimo para trabajar. Pero aconteció que oyendo Sanbalat y Tobías, y los árabes, los amonitas y los de Asdod, que los muros de Jerusalén eran reparados, porque ya los portillos comenzaban a ser cerrados, se encolerizaron mucho; y conspiraron todos a una para venir a atacar a Jerusalén y hacerle daño. Entonces oramos a nuestro Dios, y por causa de ellos pusimos guarda contra ellos de día y de noche. Y dijo Judá: Las fuerzas de los acarreadores se han debilitado, y el escombro es mucho, y no podemos edificar el muro”, tenemos lo siguiente:

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

vdev jovenes control

Bríndales educacion espiritual y moral.

En Deuteronomio 6: 6-9, leemos: “Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas”.

Esta educacion no debe posponerse pensando que el niño esta muy pequeño. La palabra de Dios es un Manual de Vida que deben conocer y aplicar a sus propias vidas a medida que van creciendo.

La Biblia le permitirá a los padres:

  • Enseñarle al niño a conocer a Dios. El niño que crece conociendo a Dios tiene mayores probabilidades de convertirse en un buen hijo y en un buen ciudadano.
  • Que ame a Dios y muestre amor a Dios a través de la obediencia.
  • Que ame y respete al prójimo, comenzando por sus padres
  • Que se ame y se respete a si mismo.

Enséñales principios de vida.

  • Honestidad, decir la verdad siempre.
  • Responsabilidad.
  • Respeto por lo ajeno.
  • Puntualidad.
  • Lealtad.
  • Amor al trabajo.

 

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

vdev sabiasquedecide

La experiencia personal parece no ser suficiente para enseñarnos y para modificar nuestra conducta.

Hay personas que pagaron con cárcel un error cometido. Y el tiempo en prisión fue duro y difícil, y se proponen no volver a ese lugar.

Pero cuando salen caen en el mismo estilo de vida que antes llevaban y en muchos casos un estilo de vida aun peor… Y después de cierto tiempo, vuelven a la cárcel…

¿Por qué tropezaron con la misma piedra que los llevo a prisión la primera vez?

Tristemente algunos tropiezan con una piedra más grande.

Y uno dice, si no vieron la piedra pequeña bueno qué se puede hacer, pero ¿Cómo es que no ven la piedra más grande?

¿Será asunto de no ver? o ¿De no querer ver?

Otro ejemplo es el da la adolescente, que tropieza con una piedra y sale embarazada….

Se genera un problema para ella, no está preparada para ser mamá… Un problema para el niño, quien no tendrá una mujer preparada para educarlo, criarlo y ofrecerle todo lo que el niño necesita… Un problema para los padres y un problema para la sociedad…

La jovencita parece haber entendido la gravedad de su error, jura no volver a hacerlo, pero tristemente a los pocos meses vuelve a quedar en cinta…

Más ejemplos: drogadictos, alcohólicos, anoréxicos, adictos a la pornografía, adúlteros, ladrones…

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

vd est vez

Si tu mala decisión o tu fracaso no te costó la vida, dale gracias a Dios, porque a muchos SI les ha costado la vida... Es lo que vemos a diario, miles de personas fracasando y muchos aún perdiendo la vida como consecuencia de una mala decisión.

Dale gracias a Dios.

Muchos dicen que no tienen nada que agradecerle a Dios. Si tan solo se pusieran a meditar del por qué están vivos, cuando en realidad debieran estar muertos, ya esa sería una razón muy grande para darle gracias a Dios. El solo hecho de estar vivos es una prueba de su Amor y Misericordia y prueba también que nos está dando una nueva oportunidad para tres cosas:

1. OPORTUNIDAD PARA ENDEREZAR TUS PASOS.

Jamás podremos enderezar nuestros pasos si no descubrimos la causa de nuestro fracaso. Ahora bien todo fracaso es generalmente la consecuencia de una mala decisió, asi que la pregunta pudiera ser también: ¿Por qué estoy tomando malas decisiones?

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

vdev piensa actuar

Muchos no piensan antes de hacer algo malo, antes de tomar decisiones. Normalmente se piensa en una gratificación o un beneficio temporal que se pueda recibir.

Pero no se piensa en las consecuencias que nuestros pecados, errores o malas decisiones tendrán. Por ejemplo, la persona que le es infiel a su pareja toma lo que no le pertenece, dice una o muchas mentiras y ¿cuál es el resultado?

El ser humano tiende a reflexionar MÁS en lo que hizo, que en lo que va a hacer…

Muchos presos comienzan a reflexionar y a evaluar sus acciones después que están tras las rejas. Allí es cuando vienen a entender que no han debido de hacer lo que hicieron, pero ya es muy tarde…

La persona que se apresura a casarse sin pensar ni evaluar las demandas del matrimonio, y luego se queja de la mala decisión tomada, como consecuencia de haber actuado emocionalmente y no fruto de una seria evaluación de las demandas y responsabilidades adquiridas.